Flaura la esencia de Mi Jardín se Come

Flaura la esencia de Mi Jardín se Come

Flaura es la esencia de Mi Jardín se Come que nace de una crisis, del impedimento de salir y de buscar nuevas soluciones ante los cambios que se nos presentan.

Nuestra experiencia sirvió para mirar hacia dentro, darnos cuenta del trabajo realizado hasta ahora, para sentir todo el valor de la naturaleza, lo mucho que nos nutre, nos cultiva y la sensación de bienestar que nos genera.

La transformación

Y así, como el gusano que ha de pararse y entrar en crisálida, este periodo nos sirvió para entrar en nuestra propia oscuridad y sacar a la luz toda la expresión sensorial que las flores han tejido en nosotros. Soltamos nuestros miedos y de ese salto al vacío nace Flaura - Flowers experiences.

Nace y con ello nuevos proyectos están a punto de culminar. Entre tanto, nos seguimos nutriendo de mi jardín se come, de la producción que realizábamos hasta ahora y seguimos trabajando en crear las mejores experiencias comestibles.

Compartimos nuestra visión y nuestra pasión por poner las flores en las cocinas de aquellos que aman y aprecian el producto de calidad y así lo ha retratado mostrando nuestras propuestas más especiales de las flores comestibles realizado por  la productora diwa.tv  

 

 

 

SIMBOLOGÍA LOGO FLAURA

 Es la esencia del proyecto que incluye y se proyecta a través de los cuatro elementos

Flaura LogoFLAURA - AIRE
Representa los pensamientos, nuestros ideales, nuestros sueños, la conexión con el universo con nuestra visión.
Se representa a través de 9 puntos o estrellas que guían nuestros ideales. El objetivo final del número 9 es servir a la humanidad para servir al mundo y hacer de él un lugar mejor para que todos vivan. Nuestro fin parte del Amor Universal y la compasión. Nos mueve nuestro amor por la naturaleza y el poner al servicio de los demás nuestro conocimiento, experiencia, valores y corazón.

FLAURA - FUEGO
Es el fuego que nos mueve, es la llama que alumbra nuestro interior, nuestros corazones, el fuego que emerge dando luz en la oscuridad. La llama que toma forma de flor, de la flor de loto.
La flor de loto, sus pétalos son comestibles tienen un efecto narcótico, causa un sueño pacífico y también amnesia a los que las ingieren. La de loto representa nuestra naturaleza, de emerger no importa donde sea, también de las aguas turbias, es la fuerza que nos empuja cada día a renacer. Es la voluntad de seguir la sabiduría de nuestro corazón, que nos equilibra, nos da paz y nos guía en la senda de vivir la vida con pasión y compasión.
Es una flor de siete pétalos que representan cada uno de nuestros chacras o los 7 puntos principales de energía del cuerpo. Nos hace reflexionar sobre nuestra capacidad elevada para superar las circunstancias más difíciles.

FLAURA - AGUA
Porque somos agua, agua que rige nuestras emociones, que nos mueve por dentro, que nos empuja y nos conecta con aquello que nos conmueve. El agua nos empuja a fluir llevándonos a encontrar nuestras limitaciones y navegar más allá de ellas. La representamos a través de dos trazos que nos empujan a fluir y ser parte de nuestro propio proceso de transformación. Número dos, la dualidad, la complementación, nuestra vocación de aportar valor, nuestra escucha al otro, nuestra capacidad de servicio, de cooperación y nuestro sentir de nutrir al mundo con nuestro trabajo.

FLAURA - TIERRA
Es a través de la cual se materializan nuestros sueños e ideales, la llama que nos alumbra y que nos conmueve por dentro, que la alimenta el agua y sus emociones que nos empujan. Tierra donde echamos raíces, donde nos conectamos, donde nos cultivamos, trabajamos con y para la naturaleza, para recoger sus flores y sus frutos.

FLAURA - COLORES
Porque las flores no tienen un solo color sino que todos están contenidos en ellas, porque en su diversidad se encuentra el alimento de nuestros sentidos: admiramos su belleza, nos nutrimos de sus beneficios y nos llenamos de sensaciones y buenas sensaciones. Las flores contienen el polen, la energía y la magia que lleva nuestra vida a otro nivel, a ser semilla.