10 hábitos que nos permiten tener una alta motivación para sacar adelante nuestros proyectos.

Este año lo hemos empezado trabajando sin parar, cada vez tenemos más trabajo y mayores desafíos. Nuestros cambio de hábitos hacia una vida más saludable tanto a nivel de alimentación como a nivel de nuestros pensamientos está dando sus frutos y creemos que no hay mejor manera de celebrar nuestras mejora que compartir aquello que mejor nos funciona para, ojalá poder inspirarte.

1. Meditamos

Llevaba mucho tiempo, quizás más de dos años intentando meditar, nunca lo había hecho y no entendía lo que significaba pararse y observar. Desde hace unos meses, empezamos a disfrutar diariamente de una de las experiencias más gratificantes: la meditación. Personalmente, me siento despejada, presente, tomo mejores decisiones, y es algo que como el comer, necesito cada día.

2. Soy mi mejor amiga

En todo este proceso me he dado cuenta que mi principal enemigo he sido yo. He dudado de mis talentos, me he tratado muy mal, no me he perdonado, me he hablado mal… y lo peor sin darme cuenta. Ser consciente de mis pensamientos, capaz de identificarlos y lo mejor, cambiarlos por otros más amables han cambiado mi manera de afrontar las cosas y la vida.

3. Producimos nuestros alimentos

El tener nuestro propio huerto, 100% ecológico cultivado con nuestras manos nos aporta mucha satisfacción, capacidad de espera para respetar los ciclos y los tiempos de la naturaleza y el placer de comer productos de mucha calidad.

4. Comemos más vegetariano

Cada vez comemos más vegetariano, nos hemos formado en la combinación de alimentos, en la asimilación y en una cocina más sana divertida y cruda. Somos más consciente de como nos sientan los alimentos y la energía que nos aportan sin casi comer carne. No obstante nos mantenemos con una actitud flexible que nos permite comer de todo si las circunstancias lo exigen. He de reconocer que este proceso, de una manera natural nos lleva a que cada día los productos de origen animal se alejen cada vez más de nuestra mesa.

5. Fermentados en nuestra dieta

Kéfir de leche en el desayuno, kefir de agua, la kombucha y últimamente el kimchi fermentado de coles que nos encanta y nos da gran vitalidad. Tenemos un batallón de fermentadores en casa y eso se nota en nuestras vidas.

6. Nos dedicamos tiempo para nosotros

Si bien que nuestros horarios no son siempre los mismos procuramos dedicarnos diariamente una hora para nosotros, para cuidarnos para hablar, para querernos para mirar al mar y disfrutar.

7. No vemos la tele

No vemos la tele o casi nada. Aprovechamos el tiempo para ver documentales, inspirarnos con nuestros mentores o simplemente escuchamos música. Nos ayuda a no preocuparnos y a mantenernos enfocados en nuestros proyectos.

8. Somos agradecidos

Empezamos y terminando el día dándonos las gracias y agradeciendo cada uno nuestras vidas y los grandes regalos con los que contamos.

9. Hacemos lo que nos gusta y buscamos la manera de ponerlo al servicio de los demás

Estamos muy centrados en lo que nos gusta, se nos pasan las horas trabajando y aunque este trabajo por veces sea muy duro nos aporta mucho.

Estamos convencidos de que queremos vivir de nuestra pasión y es por ello que se ha convertido en nuestra obsesión el buscar la manera de ser más útiles con lo que hacemos y que cada vez podamos llegar a más personas.

10. Disfrutamos del camino

Salgan bien o mal las cosas, disfrutamos del camino, vemos el lado positivo de cada momento y el aprendizaje que nos han dejado cada una de las equivocaciones, en definitiva, estamos aprendiendo a no sufrir.

Deja un comentario